top of page
  • Foto del escritorPaula Malik

Una y otra vez, san Valentín

A propósito de san valentín. Soy de esas personas que detestan el dia internacional de esto o de aquello. San Valentín no es la excepción.  Lo chévere o lo jarto, según se mire, es que me ha hecho pensar en esa construcción del amor romántico tan extendida por el mundo.

Hace tiempo quería escribir acerca de un fenómeno frecuente en el mundo de las payasas. Te has dado cuenta que a menudo encontramos espectáculos de payasas que hablan sobre el amor? Sobre encontrar o no la persona soñada, el príncipe azul, el galán que soñamos?

Si, es muy común.  Mi primer espectáculo, Clementina, la eterna enamorada, transcurre alrededor de ese tema también.  Acaso no hay otros temas? Bueno, claro que hay otros temas, sin embargo, este está tan metido en nuestro adn, en nuestro consciente e inconsciente, que para poder ver un poco mas allá, nos toca hacernos cargo de este primero.




 

Eso es lo que creo. Los payasos trabajamos con la “verdad” en escena. Los payasos teatrales podremos conectarnos con nuestra verdad, hablando de temas que nos tocan directamente.

Considero una gran tragedia humana esa búsqueda del amor que nos han impuesto, como un amor idealizado, ciego, sacrificado, irreal, casi inhumano. Y pareciera que debemos pasarnos la vida buscándolo o esperando que llegue, para que por fin seamos seres completos y nuestra vida sea plena.  Que gran engaño esta creencia.

 

Una creencia mas del pinche patriarcado. Esa necesidad de poseerlo todo. Incluyendo las personas.  Alguien que me pertenezca y así comprobar que tengo un poder, que soy alguien valioso en un lugar concreto. Es importante que este valor pueda comprobarse físicamente en el espacio tiempo.

Me encargaré de hacerle saber que me pertenece. Le pediré que haga lo que yo quiera, como yo quiera. Y yo también haré lo que me pida. Si esto nos genera conflictos, aun mejor, porque reafirmaré mi poder y mi entrega (mi negación de mi misma). No podrá mirarme sino a mi, y en todo tendré que ser su prioridad.  Dejará de importarme lo que podamos sentir. Lo importante será lo que debamos hacer. Lo importante será mantener vigente mi propiedad. Podrá haber frustraciones creciendo y secretos guardados, pero mientras exista la certeza de que nos poseemos, todo estará bien. Poseedor y poseído en ambos sentidos. Ecuación perfecta. Definición de amor.

 

Por supuesto, este es un análisis muy personal.

Pensar en el amor, en su significado, en su práctica, creo que es un tema que nos atraviesa a todas las personas.

Creo que nos han hecho mucho daño con la construcción del amor romántico.  Considero esta construcción violenta y muy difícil de transformar.

 

Por eso, no me extraña en absoluto que muchas mujeres en el mundo necesitemos poner este tema sobre el escenario, desde distintos ángulos, para poder asimilarlo desde  perspectivas mas amables, menos violentas.  Necesitamos poder hablar con voz propia sobre este tema que se nos ha impuesto de manera tan normalizada.  Este tema que tiene nada mas ni nada menos que, el mentiroso eslogan de “y fueron felices por siempre”.

コメント


bottom of page